Ya no hace falta aludir a ningún estudio de las grandes consultoras para convencernos de que lo sostenible es la nueva tendencia. Las marcas se ven obligadas a marchas forzadas a no solamente cambiar su discurso o emocionarnos con su aporte social, sino a...